Rollos de Canela (Cinnamon Rolls)

De origen incierto pero populares en todo el mundo, los rollos de canela son unos dulces conocidos que nos han acompañado en largas tardes de café. Sus inicios datan en la segunda mitad del siglo XIX, siendo una elaboración limitada a los hogares más privilegiados, ya que el coste de sus ingredientes era elevado.

Con el paso de los años se han convertido en imprescindibles de la repostería americana, dedicando incluso tiendas especializadas a la elaboración de este especiado rollo. Mención especial a los deliciosos “kanelbulle” suecos que han inspirado la versión actual de rollos de canela que conocemos.

Después de esta pequeña clase de historia nos apetece especialmente empezar a prepararlos ¿a vosotros no?

rollos de canela

Ingredientes para la masa de los rollos de canela:

50 ml de nata.
425 grs de harina.
2 sobres de levadura de panadería (4,6 grs. C/U)
1 cucharadita de sal.
60 grs. De azúcar .
50 ml de agua tibia.
1 cucharadita de azúcar.
1 huevo.
50 grs. de mantequilla derretida .
1 cucharadita de vainilla.

Relleno de los rollos de canela:

Un poco de mantequilla derretida para barnizar la masa.
1 taza de azúcar moreno.
5 cucharadas de canela molida.

Ingredientes para el glaseado:

75 grs. queso crema a temperatura ambiente.
130 grs. de azúcar glacé.
75 ml de leche.

Preparación de los rollos de canela:

Colocamos en un bol la levadura con la cucharadita de azúcar y el agua tibia. Removemos un poco para integrar los ingredientes y dejamos reposar unos 10 minutos.
Colocaremos todos los ingredientes en la batidora con el accesorio de gancho, si no lo tenéis también podéis amasar a mano. Obtendréis una masa un poco pegajosa, daremos forma de bola y untaremos un bol con mantequilla para que no se pegue la colocaremos y la taparemos con un paño y la dejaremos reposar unas dos horas.
Pasado este tiempo habrá duplicado su tamaño en la encimera alisarnos la masa con un rodillo hasta obtener un rectángulo de 30 cm por 50 cm.
Barnizaremos el rectángulo de masa con mantequilla derretida y espolvorearemos el azúcar con canela, cubriremos bien toda la superficie.
Empezaremos a enrollar desde uno de los laterales cuidando que quede uniforme. Cuando tengamos el rulo cortaremos 16 rolls de unos 2 cm de grosor o si te gustan más gorditos de 4 centímetros de grosor.
Untaremos de mantequilla la bandeja o molde de hornear y los colocaremos con separación entre ellos para que no se pequen, lo taparemos con un paño y  dejaremos reposar una hora.
Pasado este tiempo lo llevaremos al horno a 200 grados por 25 minutos.

Preparación del Glaseado

Añadiremos el azúcar glass al queso crema y batiremos con unas varillas iremos añadiendo leche hasta lograr la consistencia deseada. Bañaremos nuestros roles con esta mezcla. Este glaseado sirve también para decorar tartas.
Esperamos que probéis esta receta y que déis la bienvenida al otoño con ella, sabores especiados que acompañarán la caída de las primeras hojas.
Isa’s Sweet Bites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *